15 de junio de 2017

Atila.

También es un gatito negro,
pero en vez de cinto alrededor del cuello,
una manchita blanca lo decoraba,
le decíamos que era nuestro "meserito"
y que con ese maullido tan característico y agudo,
haría fama y fortuna atendiendo mesas.

Y un día lo encontré dormido en la calle,
a pasos de la vereda que conduce a la casa,
lo vi desde lejos,
sería por lo negro, porque era largo, delgado, negro, negro azabache decían algunos
y estaba ahí dormido en la calle,
me acerqué a él,
lo llamé por su nombre "Atila" "Atilita minimo despierta, vamos para la casa".

Pero no despertó,
lo tomé en brazos,
no volví a escuchar voces,
no sé cómo crucé la calle,
no recuerdo ni caras, menos a los autos,
crucé con mi peso gato,
caminé por la vereda hasta llegar a la casa,
entré y te puse sobre la mesa del comedor.

Ese instante en el que entonces entras en razón y sabes lo que pasó,
no dices las palabras, sólo las piensas,
él ya no está dormido como otras veces,
como cuando lo descubría y le hacía cariñitos en la frente
y él ronroneando se contorneaba mostrándome su dentadura blanca y filosa.

Y pensé en qué hubiera pasado si no veía,
si decidía caminar por otras calles y no por esa
y si, y si, y si.
¿Por qué se atormentará uno tanto en esos momentos de dolor?
Ahí estaba mi Atilita, dormido para siempre,
pude encontrarlo,
traerlo,
guardarlo en el horno,
mientras partía al trabajo
y al regreso,
pensar en dónde enterrarte,
para que de ese triste día en más,
ronronearas desde dentro de la tierra
y quizás al regar el patio,
si agudizaba el oído,
volvía a escucharte....

13 de junio de 2017

Ensueños.


Agitados sueños,
invadiendo mi noche,
personas que entran y salen,
historias compartidas,
caminos abriéndose al paseo.

Personas indeseables,
entrometidos en mis deambulares,
espacios abiertos, de verdes senderos,
árboles frondosos, de troncos gruesos, sólidos, anchos y de copa alta,
cortezas con musgos, aire húmedo en el ambiente.

Algo de grato,
y sin embargo expectante,
atenta.

Y él metido entre medio,
o dentro mío.

Deambulando por mis senderos,
de árboles frondosos,
intentando tentar - me.

Mentiras cortas,
de desilusiones alargadas.

Parecía,
se veía,
sentía todo, tanto, tanto,
todo tan lindo
o  ¿lo era en realidad?
no lo sé.

Una quiere cerrar los ojos...
entregarse
y la otra,
continúa espectadora de los sucesos.... 
a las mentiras, ensueños y sensaciones...

8 de junio de 2017

Lluvia.



                           


                                  .... ¡¡¡ Anoche la lluvia repiqueteaba en mi cara, 
                                                      empapada y congelada, 
                                                     feliz bailé, resbalé y canté:
                                                          "singin´in the rain" ¡¡¡ ...

21 de mayo de 2017

Desdoblarse de tanto pasado.


En este domingo húmedo y gris de mayo,
decidí hacer aquello que un día prendió mi desvelo:
botar, tirar, echar fuera, todas las agendas recolectadas, en los últimos 30 años.

Hecho con la convicción de soltar,
las amarras, 
de querer partir, irme, volarme.


Con tiempo,
husmeando en mi vida sin orden,
remontara a tiempos indefinidos,
sólo sacar fotos, flores secas,
pensé en mi papá, su tarea de vida, guardando todo registro que consideraba históricos. La vida misma lo es, 
así que intenté que los míos no dominaran mi tarea.

Y en ese adentrarse,
husmear sin leer, 
saqué sacando conclusiones,
de un punto a otro mi vida giraba en torno a México, a Antonio, a mis compañeros de la primaria, de la Prepa, los amigos de mis padres que se transformaron en el vivir, en los nuestros. 

Mi vida ha sido siempre totalmente "nostálgica". 
vivida mirando hacia atrás, mirando la vida de los demás, 
observándolos en silencio, guardando, recogiendo, atesorando, pedazos de ellos, sus fotos, la servilleta, el recorte, lo que dibujaron en una hoja. 

Me impresiona la capacidad y sobre todo el aguante que tuve durante tantos años, de ser tan solo la espectadora. Porque muchos de ellos y ellas, algunos más cercanos, incluso que otros, no me abrieron las puertas, menos los brazos.

Quizás es por eso que ahora, decido borrar todo.
De este pasado vivido a por un México que ya no está,
por unos amigos que tampoco,
para colmo, canta a lo lejos, Rita Guerrero, un tema de Rockdrigo González,
creyente absoluta del destino y que las casualidades no son tales, 
digo "por algo será".

Sólo quedan los diarios de vida, tal cual diarios de vida y el que quiera leerlos, que aguante lo que en ellos descubrirá.


Atrás quedan esos años de ser la más ilusa, ingenua,
creía tanto en tantas cosas,
amaba tanto a tanta gente.

Después,
fueron años,
son años,
han sido años,
desteñidos, sin esa pasión, ese sazón que la intensidad de vivir,.
Vida con sentimientos, con amor, con intensidad, con objetivos para continuar, para levantarse cada mañana, para ir y hacer y quizás también deshacer.



Después todo cambió,
como el amor,
las ilusiones,
las fantasías,
México no era lo que quería,
ya no había amigos,
la relación de Antonio y yo....

Mis padres,
ellos son tema aparte,
la vida se fue lentamente al carajo cuando se murieron,
cuando se marchó mi padre y yo estaba lejos
y sentí realmente que eso no podía estar pasando porque nosotros no éramos de esos humanos que pierden a sus padres antes de tiempo, nosotras, yo, éramos especiales, distintas, diferentes, habíamos sido iluminadas al nacer como la cenicienta por las hadas madrinas, a nosotras no nos pasaban esas cosas.
La muerte de mi mamá el 2013,
el mundo ya no lo fue más,
nada significó nada.

Todas las historias en común con mi único y verdadero amor,
mis únicos y verdaderos amigos, amores, compañeros de soledades,
se fueron con ellos
y quedé vacía.


Y en este vació de sentirse, 
pesarse y saber que el aire pasa por dentro y lado tuyo,
quisiera deshacerme de todo,
todos los pesos 
y así levitar tranquila,
volar, irme, desaparecer, evaporarme.

16 de abril de 2017

Abuelos queridos!!!


Mis queridos Titin y Marta,
Ayer pensé una vez más como cada año, antes que llegue este 16 de abril, en esa situación tan particular y que cada quien interpreta como quiere. Que el día del cumple de nuestro amado Titin, la Marta, su mujer, compañera, de toda la vida, decidiera morir.

Los malos dirán que fue por castigo,
porque pese a que no se notaba,
tu mi querido, amoroso, tierno, entretenido, encantador, abuelo Titin,
le habría hecho la vida imposible a la Marta y entonces ella,
decidió embarrarte este tu día.

Otros,
que lloramos ese día
y sentimos tanta pena que ella muriera
y tu cumple quedara un tanto opacado con tal dolor,
siendo el día de nacimiento de alguien tan sonriente, alegre y encantador como tu, mi abuelo Titin.


Y sin embargo,
cuando el tiempo siguió transcurriendo
y la pena nos acompañaba como parte de la vida,
sucedió que el día de tu cumpleaños en vida,
era también un momento de nostalgia y de memoria más,
más memoria también por tu compañera ausente,
que fue tu compañera toda la vida.

Y hoy que no estás tu y tampoco la Marta,
el 16 de abril concentra la memoria a por tu cumpleaños
y así también la memoria por el día que la Martuca nos dejó.
El mismo día para rememorarlos otro poco más.


Nunca te pregunté qué pensabas al respecto,
pero como siempre creí que tu y la Marta,
si se mantuvieron juntos tantos años,
toda la vida,
se amaban final de cuentas, le gustara a quien le gustara,
esto de irse el día de tu cumple,
no era una maldición,
sí una tristeza dejar de contar con su encantadora presencia,
de seguir sumando vida e historias a su lado,
pero de otra manera,
una forma de continuar unidos tu y ella,
ella y tu para nosotros,
por siempre jamás,
todos los 16 de abril de la vida.

Los amo, los extraño y los nostalgio!!!

14 de abril de 2017

Feliz cumple!!!!

Primito querido y ensoñado de la vida,
Perdona el atraso de un día,
pero en todo caso y después de todo,
en mi memoria y nostalgias,
estuviste todo el día.
Te quiero y te recuerdo siempre, siempre, de los azules caserones, siempre, por siempre CRA.

3 de abril de 2017

¡¡¡ Nueve años ¡¡¡

Querido Papito,
Nueve años ya, a un paso de las décimas....
tengo tantas ganas de verte,
contarte tantas cosas,
nuevas cosas que he aprendido, 
descubierto, encontrado
y quisiera compartirlas contigo y con mi mamá.

Los miedos,
las penas, las alegrías,
aunque las penas y los miedos, son todas a por la falta de ustedes,
al vació que dejaron,
ese lugar sin lugar, que pensé jamás llegaría a sentir,
siempre pensé que estarían siempre a mi lado,
que eran eternos,
que tendría tiempo, cuando más grande, de valorar y agradecer más la compañía por los tiempos juveniles, las conversaciones, los momentos gratos.

Siento una gran pena cuando pienso en que ya no están más a mi lado,
y que así seguirá siendo hasta que me muera
y deje de sentir,
ojalá también porque sí existe un otro lugar y en ese nos habremos de encontrar.

Estoy descreída,
deshabitada,
los colores nunca más brillaron como antes,
es como si la gracia de vivir,
valiera única y exclusivamente con  ustedes a mi lado,
con la Quetzi, los abuelos, los días felices en México....